Análisis del fenómeno Youtube: relación con los espectadores y con los generadores de contenidos tradicionales

Por

Jorge Gallardo Camacho

Profesor de la Facultad de Comunicación en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Doctor en Ciencias de la Comunicación con Sobresaliente Cum Laude con la primera tesis doctoral sobre Youtube.

El consumo de vídeo en Internet ha crecido exponencialmente en los últimos años y Youtube ha participado en esta expansión de contenidos audiovisuales desde que naciera en el año 2005. En esta lección plantearemos por qué crece esta red social de vídeos de manera imparable y cómo ha transformado el comportamiento del espectador y su relación con las industrias culturales tradicionales: ¿ha perdido la televisión tradicional su hegemonía audiovisual?

 

Introducción

El fenómeno Youtube llega en el año 2005 de la mano de un ancho de banda más potente en los hogares. Democratiza el acceso al vídeo en la red y facilita que los propios usuarios se conviertan en verdaderos generadores de contenidos. El sitio web evoluciona en poco tiempo y salta a otros dispositivos (tabletas y teléfonos inteligentes), incluso, a los nuevos televisores conectados: Youtube TV. Su crecimiento ha sido exponencial y ha venido de la mano de las redes sociales (Aradas, 2012). De hecho, cada día se reproducen en Facebook 500 años de vídeo de Youtube y cada minuto se comparten 700 vídeos en Twitter (Youtube, 2012). Esta retroalimentación ha ayudado a la red social de vídeos a crecer exponencialmente. Hasta tal punto que en el año 2013 Youtube continúa como la tercera página web más visitada en el mundo (Alexa, 2013). Youtube consigue 4.000 millones de vídeos vistos cada día (el doble que en 2010), 60 nuevas horas de vídeo por minuto y 400 millones de visitas al día desde teléfonos inteligentes y tabletas. Youtube asegura en su propia web que 800 millones de personas entran a su web para ver vídeos al mes (Youtube, 2012).

En esta lección vamos a analizar la interrelación existente entre el espectador, Youtube y la televisión tradicional. ¿Somos tan libres como creemos? Veremos que las industrias culturales tradicionales expanden su influencia entre las redes sociales para controlar la generación y consumo de contenidos audiovisuales.

Les invitamos a leer el informe completo en:  

Análisis del fenómeno Youtube: relación con los espectadores y con los generadores de contenidos tradicionales