POSIBILIDADES DE LA COMUNICACIÓN CIUDADANA A PARTIR DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Por Paula Carriel

Actualmente las nuevas tecnologías están por encima de los medios que buscan controlar con antelación la información que se va difundir. Los espacios hegemónicos, como los noticieros,  buscan moldear el entorno comunicativo a lo que ellos creen conveniente para la sociedad , la información es su espacio de dominio. Muchas veces esto se vuelve evidente cuando se analiza las diferencias en la presentación de la información  entre un canal, revista, periódico con otro. Sin embargo, la jerarquía de instituciones y personas  con el “poder de filtro” comienza a debilitarse.  Los gobiernos autoritarios que disponían del silencio informativo, ahora casi se les vuelve imposible gracias a las redes sociales, ya que la difusión inmediata en este medio es incontrolable.

Se puede decir que se rompe el esquema de “medios manipuladores” influyendo en “individuos dóciles”. Las tecnologías de publicación personal impulsan a que se pueda encontrar, reconocer y comunicar con cualquiera.  Ahora las personas son capaces de manipular la información de tal forma que les da el poderío de construir o destruir una estructura en cuestión de horas.

Un ejemplo: La caída de Ben Alí en Túnez, una revolución que prácticamente se originó en las computadoras de los ciudadanos y que ha causado repercusiones en todo el norte de África; Facebook  y Twitter fueron el recurso principal para organizar las protestas.  Claramente se refleja  el poder de comunicación que ahora maneja cada una de las personas en casi todo el mundo, sino fuera esto cierto probablemente  Egipto no tendría restringido el uso de las redes sociales por temor a que le ocurra lo mismo que a  sus vecinos.

Es por esto que para los medios es cada vez más difícil imponer los temas a discutir y en los que se quiere generar conciencia ciudadana. Las nuevas tecnologías permiten el cambio de la agenda pública y la incorporación de nuevos temas de discusión social a pesar de que algunos sean excluidos en los medios tradicionales. Se deja de escuchar sólo a los medios, ahora los ciudadanos y las ciudadanas también hablan y son escuchados por otros interesados en los mismos temas, tienen el poder de escoger la  información que se quiere hablar y la que se quiere desechar. Por medio de las redes sociales las personas pueden generar noticias, difundirlas en tiempo real y crear un espacio de crítica y discusión. Hoy en día hasta se pueden organizar protestas ciudadanas a través de estas.  Una noticia puede nacer, crecer y difundirse en la red sin llegar a los medios tradicionales y puede ser tan conocida como si lo hubiera estado.

El número de ciudadanos y ciudadanas activas en la red va aumentando aceleradamente. Cada vez más ellos y ellas buscan comunicar bien sus ideas para que estas sean retransmitidas a otros, a su vez estos harán lo mismo con otros logrando una cadena lo más amplia posible. En Twitter, que en sus comienzos era un espacio donde la gente comentaba temas vanales (ropa, comida, objetos) ahora los contenidos tienen un carácter social de mayor importancia (política, desastres, guerras) de tal manera que este espacio se ha convertido en un importante mecanismo para la comunicación.

Esto conlleva a pensar en las relaciones sociales de una manera completamente nueva, ya no solo se busca contacto por amistad sino para comunicar , organizar y compartir información diversa que cause algún efecto en la sociedad.

Fuentes de ejemplos:

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/01/110126_1409_egipto_redes_sociales_twitter_facebook_dc.shtml

http://www.tendencias21.net/Twitter-influye-mucho-en-la-politica-de-Espana_a11195.html

Anuncios